Preguntas Frecuentes

a. Cardiopatía isquémica: Las arterias del corazón sufren estrechamiento lo que hace que no le llegue suficiente sangre al músculo del corazón.
b. Miocardiopatías: Enfermedades que hacen dilatar al corazón y originan una pérdida de fuerza en el bombeo.
c. Valvulopatía: Las válvulas del corazón no funcionan correctamente.
d. Arritmias: los cambios patológicos de ritmo en los latidos pueden conducir a la insuficiencia cardiaca.

También hay otras patologías en las cuales el organismo demanda mayor cantidad de sangre. Por ejemplo, anemia, infecciones generalizadas, problemas de tiroides y aumento de la presión arterial. En estas complicaciones de salud, en realidad, no es el corazón el que funciona mal, sino que estas circunstancias lo llevan a funcionar deficientemente.

Para diagnosticar insuficiencia cardiaca lo principal es la clínica del paciente y posibles síntomas. El médico hará una revisión de la historia clínica del paciente. Se le realizará una exploración física.
También se pueden realizar algunas de las siguientes pruebas:

a. Análisis de sangre
b. Radiografía de tórax
c. Electrocardiograma
d. Ecocardiograma
e. Prueba de esfuerzo
f. Biopsia del miocardio
g. Exploración por tomografía computarizada cardíaca

La insuficiencia cardíaca no se puede curar por completo. Pero el tratamiento puede mejorar el bombeo del corazón y puede ayudar a aliviar sus síntomas. Una parte importante del tratamiento es ocuparse de cualquier problema subyacente. Esto incluye bajar la presión arterial alta o arreglar una válvula cardíaca.

a. Tos seca y persistente.
b. Falta de aire al realizar actividad física o ejercicios.
c. Mareo, confusión o pérdida de conciencia por lapsos breves.
d. Sensación de plenitud en el abdomen, falta de apetito e incluso anorexia.
e. Fatiga excesiva que aumenta hasta el punto en que se presenta aún en estado de reposo.
f. Retención de líquidos por disminución de la orina e hinchazón en el abdomen, piernas o tobillos.
g. Sensación de ahogo que muchas veces sobreviene cuando el paciente está acostado. Por eso debe incorporarse y dormir sentado.

Sobre todo la fatiga pero también:

– El aumento de edema (“hinchazón”) en pies, tobillos o piernas.
– El aumento rápido de peso: más de 2 kg en 3 días.
– El aumento de disnea (dificultad para respirar), sobre todo si la dificultad para respirar aumenta y aparece con ejercicios suaves o en reposo.
– La necesidad de aumentar el número de almohadas para dormir por dificultad para respirar.
– Dolor en el pecho.
– Pérdida de consciencia.

1. La persona tiene un alto riesgo de presentar insuficiencia cardíaca, pero no existe un trastorno cardíaco estructural.
2. La persona tiene un trastorno cardíaco estructural, pero nunca ha tenido síntomas de insuficiencia cardíaca.
3. La persona tiene síntomas de insuficiencia cardíaca ahora o los ha tenido en el pasado. Los síntomas están relacionados con una enfermedad cardíaca estructural subyacente.
4. La persona tiene falta de aliento o fatiga causadas por la enfermedad cardíaca estructural. O la persona no tiene síntomas y está recibiendo tratamiento para síntomas anteriores de insuficiencia cardíaca.
5. La persona está en fase terminal de la enfermedad. Él o ella requiere estrategias de tratamiento especializadas.

La sistólica: el corazón no puede bombear bien la sangre.
La diastólica: el corazón está rígido y no logra llenarse de sangre fácilmente.
La congestiva: la insuficiencia cardiaca provoca acumulación de sangre en otras zonas del cuerpo como los pulmones, el hígado, el conducto digestivo, los brazos y las piernas.

Siempre son causas de descompensación cardiaca las infecciones sobre todo pulmonares y otras enfermedades que causen descompensación como retenciones de líquidos, mal control de la tensión arterial, obesidad. Es importante adherirse lo más posible a las recomendaciones higieno-dietéticas y la medicación pautadas por el profesional sanitario.

Cuando usted tiene insuficiencia cardíaca, su corazón no bombea suficiente sangre. Esto provoca que los líquidos se acumulen en el cuerpo. Si usted toma demasiados líquidos, puede presentar síntomas como hinchazón, aumento de peso y dificultad para respirar. Limitar la cantidad de líquidos que toma y la cantidad de sal (sodio) que consume puede ayudar a prevenir estos síntomas.

Sí es posible volver a tener una sexualidad normal, siempre que tenga clínica estable y pueda subir dos pisos. Es aconsejable un buen estado físico. Escoger momentos de tranquilidad, seleccionar un lugar familiar y tranquilo, evitar mantener relaciones después de una comida copiosa y, si aparece el cansancio, parar.

Puede ayudar a un familiar con insuficiencia cardiaca ayudándole a cuidarse a sí mismo. Puede vigilar la cantidad de líquidos que toma. Puede ayudarle y asegurarse de que esté tomando los medicamentos en la forma adecuada. Y pueden aprender a reconocer los síntomas oportunamente.

Dr. Pedro Juan Tarraga López, Zona V, Albacete.